La humanidad tiene los días contados. Dos años después de la Guerra Infinita, las naciones que un día fueron poderosas ahora están en ruinas y la esperanza de un futuro mejor no es más que un amargo recuerdo.
Análisis de usuarios: Extremadamente positivos (1,261 análisis)
Fecha de lanzamiento: 28 de Sep, 2011

Inicia sesión para añadir este juego a tu lista de deseados o marcarlo como que no estás interesado.

Comprar Supreme Commander: Forged Alliance

Paquetes que incluyen este juego

Comprar Supreme Commander Gold Edition

Incluye 2 artículos: Supreme Commander, Supreme Commander: Forged Alliance

 

Recomendado por mentores

"One of the all time great RTS games. If you haven't played it, you need to change that now."
Lee aquí el análisis completo.

Acerca de este juego

La humanidad tiene los días contados. Dos años después de la Guerra Infinita, las naciones que un día fueron poderosas ahora están en ruinas y la esperanza de un futuro mejor no es más que un amargo recuerdo. Un nuevo enemigo, aparentemente imparable y con el apoyo de los fanáticos de La Orden, ahora busca erradicar las facciones UEF, Aeon y Cybrian por igual. Encontrándose al borde del abismo, lo que queda de las fuerzas de la humanidad deberá dejar a un lado los viejos odios y unirse mientras se prepara para resistir por última vez. Una última oportunidad. Una alianza forjada con sangre, acero y esperanza para enfrentarse a la oscuridad.

Características principales:

  • Nueva facción con la que jugar: Una facción completamente nueva estará disponible en el modo multijugador y será una importante amenaza durante la campaña para un jugador. Esta nueva amenaza es una raza astuta y taimada con tecnología avanzada, así como una verdadera maestra de la tecnología cuántica. ¡Nuevas armas, nuevas estrategias, nuevas conquistas!
  • Nuevas unidades: Los ejércitos evolucionan con 110 nuevas unidades de tierra, aire, base y experimentales para corregir las debilidades estratégicas o para llegar a ser la máxima expresión de la doctrina militar entre facciones
  • La guerra a una escala épica: Mediante flotas perfectamente diseñadas, armamento orbital y tecnología de contraespionaje avanzada, los comandantes disponen de nuevas habilidades sin precedentes en lo que es el juego de estrategia en tiempo real más destacable del mercado
  • Nuevos mapas multijugador: Los 12 nuevos mapas multijugador ofrecen nuevos campos de batalla para que los jugadores demuestren su supremacía
  • Nueva campaña para un jugador: Juega a una campaña totalmente nueva para un jugador mientras reúnes fuerzas para salvar a la humanidad de su extinción

Requisitos del sistema

    Mínimo:
    • SO: Windows® XP Service Pack 2, Windows® Vista
    • Procesador: 1.8 GHz
    • Memoria: 512 MB de RAM
    • Disco Duro: 8 GB de espacio libre
    • Gráficos: Gráfica con 128 MB de VRAM, compatible con DirectX 9 y con soporte para Vertex Shader / Pixel Shader 2.0 (ATI 9600+, nVidia 6200+) o superior
    Recomendado:
    • SO: Windows® XP Service Pack 2, Windows® Vista
    • Procesador: Intel a 3.0 GHz, equivalente de AMD o superior
    • Memoria: 1 GB de RAM
    • Disco Duro: 8 GB de espacio libre
    • Gráficos: Gráfica con 256 MB de VRAM, compatible con DirectX 9 y con soporte para Vertex Shader / Pixel Shader 2.0 (nVidia 6800 o superior)
Análisis útiles de usuarios
A 1 de 1 personas (100%) les ha sido útil este análisis
13.4 h registradas
gran clasico superdificil
Publicado: 2 de Julio
¿Te ha sido útil este análisis? No
A 77 de 88 personas (88%) les ha sido útil este análisis
374.7 h registradas
better then supreme commander 2. 10/10
Publicado: 19 de Junio
¿Te ha sido útil este análisis? No
A 71 de 83 personas (86%) les ha sido útil este análisis
36.4 h registradas
SupCom is to Starcraft what chess is to tic-tac-toe.
Publicado: 30 de Junio
¿Te ha sido útil este análisis? No
A 32 de 34 personas (94%) les ha sido útil este análisis
36.7 h registradas
An amazing RTS. I somehow passed it, futuristic themes and robots just don't appeal to me, and yet now I'm into it.
Very nice, unique and addictive. Surprisingly for better or worse not what I expected this game to be. It appears to have far more appeal, its very simple to grasp and start playing and there is not as much in terms of tactics. Until you find the hold shift-click combo.
Oh boy.
I can't think of any RTS that allows you to direct your troops in this much detail. Screw formations and all that I was expecting, you can lay out how the tanks will take over the bay, all while laying out how the airplanes will circle the enemy base, drop precise strikes and return, and have ships patrol the area. Some of my patrol routes, scouting and attack patterns got so complex and so beautiful to look at it's pure joy. Very useful, very intuitive, don't underestimate that tool!

Also, the map is awesome. Yeah for once an RTS got the map right, you zoom in and out of your view, and if you zoom out far enough, units and buildings become points, like on a map, and it all becomes a large, interactive, tactical playground. I can't stress how useful and pleasant this is and how seamlessly the normal view and the tactical view blend together.

I see no reason why not to recommend this game, at the price it is very much worth it and it is accessible to newbies to the genre and long time RTS players alike.
Publicado: 7 de Junio
¿Te ha sido útil este análisis? No
A 17 de 18 personas (94%) les ha sido útil este análisis
508.9 h registradas
One of the best RTS games ever to exist. A must have for all strategy players who love nukes, arty, experimentals, gigantic maps, multieplayer, and huge amounts of awsomness.
Publicado: 30 de Abril
¿Te ha sido útil este análisis? No
A 30 de 30 personas (100%) les ha sido útil este análisis
52.3 h registradas
La partida comienza. Los 81 kilómetros cuadrados de mapa me aseguran cierta tranquilidad. El enemigo no podrá llegar a mi territorio tan rápido, y si lo hace, y aguanto su embestida (que es lo más probable), tardará tiempo en volver a atacar debido a la distancia.

Me preparo defensivamente. Es más fácil y económico que ir al ataque. La clave es expandirse con cabeza. Lo suficiente como para atesorar una buena base de recursos de Masa, pero lo justo como para no alejarse demasiado de mi base principal y así poder defenderme en bloque.

Así se desarrolla la primera hora de partida. Mis defensas son poderosas contra los ataques anárquicos y suicidas del enemigo. Jugar a la defensiva me permite desarrollarme tecnológicamente. Mis servicios de inteligencia me avisan de la presencia de enemigos antes de que lleguen. Amplío mis fronteras lentamente. Mi comandante está en la base central. Si lo matan adiós partida, así que lo protejo con lo mejor que tengo.

Poco a poco voy desarrollando puntos de control defensivos, con escudos y misiles tierra aire. El enemigo sigue atacando con todo lo que tiene, en maniobras aparentemente estúpidas. Uno de los flancos de mi base es el objetivo principal de los ataques. Por más que lo endurezco tengo que reconstruirlo cada cierto tiempo. Envío ahí el grueso de mis ejércitos. Batallas de cientos de unidades oscurecen el terreno y el cielo a base de explosiones. Mis unidades experimentales están a punto de ser terminadas, y con ellas seguramente obtenga la victoria. Muevo a mi comandante a un lugar más alejado del flanco atacado. Cada vez me hacen retroceder más. Le queda poco a las unidades experimentales. Debo aguantar.

Un avión de reconocimiento en una ruta automatizada descubre una antena de inteligencia enemiga en un lugar aparentemente solitario. ¿Qué narices hace ahí? Entonces me doy cuenta de mi error: esa antena detecta a las unidades del flanco menos atacado, Donde está mi comandante. Indago durante unos segundos y lo veo. Un submarino nuclear enemigo emerge del agua. Su tecnología de invisibilidad a radares y sónar ha hecho que pasara desapercibido. Mis escasas tropas marítimas no cubrían una zona aparentemente sin riesgos. El misil nuclear ya ha sido enviado. Cae justo donde está mi comandante, alejado de la batalla, pero desprotegido ante un ataque así. Todo era un engaño. Una distracción. Las miles de unidades enviadas contra mí no eran más que un cebo. La destrucción de mi comandante su fusiona con la explosión de la bomba nuclear. Ya no hay líder. Tampoco imperio. La IA me ha derrotado. 4-5 horas después.

Debía aguantar. No lo conseguí.

10/10
Publicado: 26 de Diciembre, 2013
¿Te ha sido útil este análisis? No